Inicio > Ciclo de vida de producto, Estrategia, Grandes Marketineros, Historia, Marca, Relanzamiento > El “Barón” y un Gran Relanzamiento.

El “Barón” y un Gran Relanzamiento.

El afán de permanecer vigente en el tiempo es más que una utopía; no por nada el hombre desde épocas primitivas creó ritos funerarios para asegurar la vida después de la muerte. El marketing busca también dilatar al máximo el ciclo de vida de un producto, aunque el entorno cambiante y tecnlogizado del último siglo ha hecho casi imposible que una marca o producto pueda permanecer vigente por un largo tiempo. Los que lo han logrado deben su éxito a una combinación de estrategias de relanzamiento, rediseño y reposicionamiento. Se agotaron las ideas?? Es probable…  En este post hablaré de un relanzamiento exitoso, un producto que había muerto por casi 2 siglos y que resurgió para convertirse en uno de los acontecimientos mundiales mas importantes: los Juegos Olímpicos. Un buen caso de marketing, aunque para la época las ideas de marketing aun no nacían.

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Luego de la decadencia de la civilización griega bajo la influencia romana, los Juegos Antiguos  quedaron sepultados. A inicios del siglo 19 se encontraron los vestigios de Olimpia. Fue el barón Pierre de Coubertin, quien resucitaría el ideal, aunque seguramente nunca debio imaginarse la relevancia económica social y cultural que las citas olimpicas alcanzarian.

 

Una clara visión de futuro, y un manejo estratégico de las relaciones publicas, gracias a la unión de líderes universitarios y amateurs en un solo movimiento, despertó el espíritu del pasado hasta convertirse en lo que hoy en dia son los Juegos Olímpicos. Coubertin logró traducir el enterrado ideal griego, en principios sólidos y un símbolo universalmente reconocido. El es el autor de los anillos, y como él mismo lo explicaba: “representan las cinco partes del mundo unidas por el olimpismo y los seis colores reproducen aquellos de todas las banderas nacionales que flotan a través del universo de nuestros días”

  

 

  

   

   

“El verdadero espíritu olímpico es como una religión, representa la élite igualitaria instaurada en la fiesta de la primavera humana, y glorifica la belleza mediante el arte y el pensamiento.

Olimpia y las Olimpiadas son símbolos de una civilización entera, superior a países, ciudades, héroes militares o religiones ancestrales”. 

Coubertin fue un adelantado para su epoca, ya que aplicó estrategias recién saldrían a la luz años despues. Fue enterrado en Lausana y su corazón fue inhumado cerca de las ruinas de Olimpia.

Anuncios
  1. Aún no hay comentarios.
  1. No trackbacks yet.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: